Inicio > Cultura general > Influencia

Influencia

Hoy me sentí con ganas de escribir, por fin, algo que rondaba en mi mente desde hace unos días. Espero que les guste.

Y he aquí mi intento de artículo:

Me alegra que los medios de comunicación no han llegado a tener el poder suficiente para superar la influencia que tienen los comentarios de nuestros amigos. Una recomendación de parte de alguien a quien estimamos tiene mucho más poder de influír en nuestra decisión final de adquirir un producto, servicio o visitar algún sitio. Como dije alguna vez, la mejor publicidad es la que te hacen tus propios clientes. Por tanto, eso implica que tu producto o servicio sea bueno o tal vez excelente.

Pero de la publicidad no he venido a hablar aquí, simplemente quería sentar la base de este artículo. Quiero ver esto desde otro punto. Si un anuncio del gobierno te dice “Tira la basura en su lugar” ¿lo haces? o más bien ¿lo haces porque ellos te dijeron? Yo pienso que casi nadie hace caso de esa recomendación. Los que tiran la basura en los botes y no en el piso es porque ya tienen ese hábito, no porque un anuncio se los dice. Igual pasa con los anuncios que te dicen “Di no a las drogas”. ¿A cuántas personas han oído que han salvado esos comerciales? ¿A cuántos han oído decir “Yo iba a tomar drogas pero recordé a la florecita mariguanera y me detuve”? Ahora, en cambio ¿a cuántos han oído decir “Yo iba a tomar drogas pero mi amigo Fulanito me ayudó a no caer en eso”?
Entonces, un amigo tiene más poder sobre nosotros que un extraño detrás de la pantalla diciéndote que tomes cierto medicamento para curar las varices o queriendo venderte unos tennis con los que te puedes balancear para adelante y atrás. ¡Hurra por eso! Aunque… puede haber veces en que es contraproducente, pero eso ya es cuestión de ustedes.

Les pongo un ejemplo de este poder: iba yo caminando con un amigo por un terrenito que no se cómo llamar porque no era banqueta y mucho menos calle pero no era lo suficientemente grande para ser un solar… en fin, ese no es el punto. Ibamos caminando por ahí y a él se le cae un boleto de microbús pero no lo recoge a pesar de que se dió cuenta.
Ahí entré yo diciéndole:
-Oye, recoge eso.
-¿Por qué? es solo un boletito.
(Silencio mientras DCOW92 lo mira fulminantemente) – ¡Que lo recogas he dicho!
-¡Está bien! Tranquílo. Cielos, olvidaba que venía contigo.
-¡¿Eso qué significa?!
-Que no puedo tirar nada de basura, ni siquiera me puedo rascar porque suelto pedacitos microscopicos de piel al aire.
-¡Así es! Es bueno que lo sepas. – Y seguímos caminando hasta que encontramos un bote de basura para tirar el boletito.

Ok…lo anterior fue una DRAMATIZACIÓN de lo que en verdad sucedió. Simplemente por intentar hacerlo más gracioso (como si hubiera funcionado…). Lo que sí pasó fue lo escencial de la historia: a él se le cayó el papelito, yo le dije que lo recogiera y él me dió a entender que si yo no le hubiera dicho no lo hubiera recogido. Fin de la historia. ¿Verdad que de esta manera no fue tan divertido?

Entonces, a lo que quiero llegar es lo siguiente: un amigo tiene el poder de hacer que sus amigos sigan otro rumbo, que cambien un hábito o incluso una actitud. Úsenlo para bien. Tengan cuidado con lo que le recomiendan a sus amigos, pues al tener un lazo estrecho que los une sus palabras pueden ser tomadas con más seriedad de la que piensan. Recuerden, con un gran poder viene una gran responsabilidad.

 

Recordando el fin de este blog, que es mejorar la escritura y aumentar la lectura, pueden hacer uso de este poder que describo para que sus amistades sigan el ejemplo de no dejar morir a la lengua española.

¡Abajo el analfabetismo!

 

DCOW92

  1. Emy G.
    octubre 24, 2010 a las 6:18 pm

    Ahora que lo pienso con más detenimiento, lo que dices es muy cierto. ¿Cuántas veces nuestros amigos hacen lo que nosotros les sugerimos y nosotros no tenemos idea de la magnitud de la responsabilidad que esto nos acarrea? Hace poco hice que una amiga leyera tres de mis libros favoritos, y me considero afortunada de decir que es un autor en el cual se necesita mucha amplitud de criterio para leerlo y no caer en el morbo. Ojalá más personas nos demos cuenta del buen uso que le podemos dar a esta influencia y de paso mejorar nuestra sociedad.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: