Inicio > Cultura general, Literatura, Ortografía, Sobre el blog > No hay palabras para esto…

No hay palabras para esto…

No hay  palabras para expresarte lo que siento por ti” ¿Lo entienden como “mi amor por ti es demasiado grande como para describirlo”?

“¡Esta pérdida es terrible!… no encuentro palabras para describirlo” ¿Es entendido como “esta pérdida es tan terrible como para que no haya una sola palabra para describirla”?

Cuando alguien dice “no hay palabras para describir lo que siento”, “no encuentro cómo describir lo que siento” u otra parecida, en un contexto amoroso lo tomamos como algo romántico, incluso hasta cursi y a muchos(as) les encanta; O en el contexto de estar pasando por un momento difícil o penoso, lo tomamos como una manera de hacer énfasis en lo arduo que es la situación. Pero eso muchas veces nos lleva a sentirnos frustrados. Leí hace poco, en palabras de la autora Cassandra Clare: “la mayoría de las personas no lloran cuando están disgustadas o asustadas, sino más bien cuando se sienten frustradas”. En otras palabras, nos sentimos frustrados (aunque a veces no nos demos cuenta) cuando no sabemos expresarnos. Porque entonces, la persona con la que hablamos no nos entiende y le impedimos ayudarnos como nosotros quisieramos que nos ayudara.

Es bien sabido que la falta de comunicación o su deficiencia son causantes de inumerables conflictos entre las personas. No solo a nivel de una pareja, sino que pueden ocasionar disgustos entre una familia entera, o incluso entre los dirigentes de dos o más países haciendo que sus pueblos paguen por sus problemas para saber comunicarse.

Si oigo a alguien decir, o leo alguna de las frases que mencioné al principio inmediatamente pienso algo parecido a esto: “dudo mucho que no exista(n) palabra(s) para describirlo, quizá no la(s) conozcas pero es muy probable que sí haya(n)“. Y ganas no me faltan de comentar “Lee más. Tal vez así encuentres palabras para saber expresarte y dejar de presentar a la ignorancia como algo romántico o una herramienta para hacer un énfasis en un sentimiento que no sabes describir“. Me disculpo si soné un poco agresivo pero es que no encuentro otras palabras para explicarlo…

Sabiendo los problemas que nos puede traer el no saber comunicarnos es como me impulso a mi mismo a seguir intentando inculcar en la gente el gusto por la literatura, la ortografía, la gramática y la redacción. Muchos podrán decirme que es molesto ser corregido, o que en una situación informal no es necesario saber escribir correctamente. Puede ser molesto si uno exagera hasta el punto de no aceptar ni un solo error bajo ninguna circunstancia, o si al corregir se es agresivo, insultante o exageradamente pedante. Eso lo entiendo. Mas si no corregimos en un entorno informal, al llegar el momento de tener que escribir formalmente no sabrán evitar o corregir esos errores (he conocido a gente que le sucedió eso). Y lo más probable es que ni siquiera se den cuenta que cometieron errores. Entonces, lo importante para quien corrige es saber hacerlo amablemente y con mucha paciencia; y para quien es corregido es necesario no sucumbir a su orgullo y/o vencer esa comodidad que presenta la ignorancia; además de separarse de esa costumbre que adoptaron de las demás personas.

¿Qué pienso que pasaría si a nadie le importara conocer el idioma, cómo redactar o cómo expresarse? Si todos escribieramos como quisieramos, sin darle importancia alguna a la buena escritura, llegaría el día en que nadie sabría comunicarse. Las relaciones no llegarían a nada, pues es lo más importante de ellas. Si cada quien se expresase usando una versión personalmente modificada del idioma, tendrían que estar explicándolo a cada persona con la que entablen conversación… ¡Oh! ¿Pero cómo? Si cada quien tendría “su idioma”…

El idioma es lo que hace posible que nos relacionemos con otra gente. Si nos encontramos con una persona del medio oriente sin saber su idioma y viceversa, dejaríamos nuestro intento de platicar con ella inmediatamente.

Entiendo que una lengua viva (o un idioma que se sigue usando oficialmente) cambie con el pasar del tiempo. Se mezclan palabras de otros idiomas, se crean algunas otras, etc. Eso es normal. Así se crearon las lenguas que se hablan hoy en día al rededor del mundo. Lo que no me agrada es la anarquía con la que se está usando el idioma español. Apoyo la libertad de expresión (¿acaso este blog no es una prueba de ello?) pero para nada anarquía significa lo mismo que libertad. La anarquía es egoísta, y no deberíamos ser egoístas en un punto donde convergemos con todos los demás seres humanos. O si no, dejaremos de tener ese contacto.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: