Archivo

Posts Tagged ‘méxico’

Este 6 de Febrero

febrero 2, 2012 Deja un comentario

Muchos dicen que no hay necesidad de escribir bien en facebook, twitter o chat porque no es algo formal. Y es cierto. Pero de tanto escribir mal olvidan escribir bien aun cuando se requiere. Con el tiempo ni siquiera se darán cuenta de que se equivocaron al escribir. En fin, ya he hablado de eso varias veces… ¡al grano!

¡Propongo que este 6 de febrero sea un día en que escribamos bien hasta en el celular!

Un día por la escritura.

Si todos escribimos bien en las redes sociales y en los celulares no se sentirá tan raro para los que no están acostumbrados.

No olvidemos los signos ¡!, ¿?, las comas y los acentos.

Difunde esta propuesta a todos tus conocidos. ¡Ayuda a preservar el vínculo que nos une a los hispanohablantes!

Anuncios

Feria del libro del 12 al 20 de noviembre

noviembre 7, 2011 Deja un comentario

El R. Ayuntamiento de Tampico a través de la Dirección de Cultura les invita a asistir a la Feria del Libro que

se llevará a cabo en la Zona Peatonal de la Plaza de Armas del 12 al 20 de noviembre, en el marco del Día

Nacional del Libro, instituido así (por decreto presidencial en 1979) para conmemorar cada año el natalicio

de Sor Juana Inés de la Cruz, ocurrido el 12 de noviembre de 1651.

 

La Feria del libro se realiza como parte del programa de fomento a la lectura, en el municipio, además de poner

al alcance de la comunidad la oferta editorial que existe en el país.

 

Todos los días se contará con un programa artístico y literario que incluirá conferencias, lecturas, teatro, música

y danza. La feria estará abierta de las 10 de la mañana a las 8 de la noche.

A que no sabías que en Tampico…

mayo 28, 2011 Deja un comentario

¡…Hay más de una biblioteca!

Ni yo sabía que había otras bibliotecas, además de la que se encuentra en el palacio municipal y dentro del METRO (aunque nunca he visitado ésta última).

Bibliotecas en TampicoSi alguien quiere saber más sobre las actividades culturales en Tampico durante lo que resta de mayo, puede hacer click en este link

Adiós 2010

diciembre 30, 2010 1 comentario

Unos dicen que es hora de plantearse nuevos proyectos, pero otros decimos que nunca se dejan de crear. Plantarse metas o propósitos no es algo que se deba hacer solo una vez al año, deberían irse planeando conforme surjan las necesidades. Sin embargo, si no lo hacen a menudo cuando menos sí haganlo una vez al año pero manténgan el rumbo hacia esa dirección.

El año nuevo está lleno de tradiciones en todo el mundo. Que si la ropa interior nueva, roja o amarilla; que las uvas;  y que barrer, etc. Pero sin duda una de las culturas más interesantes en cuanto a las celebraciones del año nuevo es la china. Si quieren saber más sobre sus rituales y fiestas den click aquí.

Ahora, como decía, por supuesto que en México tenemos nuestros “ritos” tradicionales en año nuevo. Aquí les dejo algunas:

  • Las doce uvas: Cada persona debe comérselas antes de las 12:00 de la noche, si es posible una por campanada y pedir un deseo distinto por cada una.
  • Comer lentejas: Se usa para llamar la fortuna y la prosperidad. Se aconseja comerlas antes de iniciar a devorar el menú de la noche. Si festejan fuera de casa, pueden prepararlas y comer un plato en familia antes de salir a celebrar a otro sitio.
  • Usar ropa interior amarilla o roja: Con su uso se busca atraer las buenas energías para el año entrante y es quizás, junto con las 12 uvas, una de las costumbres más populares. Se encuentran desde 20 pesos.
  • Más dinero: Hay quienes para garantizar la disposición monetaria reciben el año con un manojo de billetes entre sus manos. Se aconseja que sean monedas y que se pasen de una mano a otra o se agiten con la mano empuñada.
  • Viajes: Para realizar el viaje de sus sueños, la gente sale de su casa después de las 12:00 con las maletas o bolsos de mano.
  • Espigas: El uso de espigas para adornar la casa traerá paz y buena suerte.
  • Velas: También es frecuente el uso de una vela encendida para recibir el año y garantizar armonía y paz en el hogar. Deben ser preferentemente doradas. Se encuentran desde seis pesos.
  • Piedras: En muchos hogares se escogen tres pequeñas piedras que simbolizan salud, amor y dinero.
  • Purificar el alma: Es recomendable darse un baño de esencias para purificar el alma y recibir el año ligero. Existe diversidad de aromas para cada caso y los más recomendados son: mandarina para la prosperidad y el dinero, rosas para el amor, y sándalo para limpiar las energías negativas.

Haz click aquí si quieres ver la fuente de este texto y el resto del mismo.

¿Y ustedes ya pensaron en sus própositos?

DCOW92

¡Feliz Navidad!

diciembre 24, 2010 Deja un comentario

Dado que no pienso usar la computadora en navidad (bueno, yo tomo al 24 como navidad porque es cuando celebramos con cenas, visitas y regalos) el post lo escribo ahora.

Les deseo a todos un feliz día, y noche también.
Gracias a todos por su apoyo.

Espero que estas fechas sirvan para alejar su mente un poco de las preocupaciones cotidianas, del trabajo y del estrés. Sé que pueden tener muchas razones para preocuparse pero… ¿en serio quieren pasar la navidad preocupandose demás? ¿acaso piensan que si se olvidan, tan si quiera por unos minutos, de esos problemillas que rondan su mente jamás encontrarán una solución? Recuerden la canción de Bob Marley: “Don’t worry, be happy!” en la que dice “…todos tenemos algunos problemas, pero cuando te preocupas lo duplicas…”.

Tampoco se la pasen pensando en qué materialista es la navidad… ¿quién los obliga a regalar algo material? simplemente disfruten de la compañía de sus familiares y/o amigos.

Tomen a la navidad como ustedes quieran; pero recuerden que todo es relativo, ustedes le dan su significado personal. Recomiendo que no se quejen por cómo la toman los demás, repito, ocúpense de disfrutar la convivencia. Invoquen o creen bonitos recuerdos.

Y por último, quiero decirles…

¡Vuelvan a ser niños por un día!

DCOW92

:)

Taxi del conocimiento

noviembre 28, 2010 3 comentarios

Buscando noticias para una tarea me encontré con una (en la sección cultural) con un título que me llamó la atención: “Enfrentan con la lectura el estrés del tráfico urbano en El Cairo”.

El proyecto consiste básicamente en poner unos cuantos libros en los taxis para que los pasajeros puedan leerlos mientras llegan a su destino. Y al parecer ha dado resultados; a las personas les agradó la idea.

¿No sería bueno implementar algo así en México?

Ver la noticia: http://www.milenio.com/node/586271

¡Maestros, no obliguen a sus alumnos a leer un libro!

noviembre 27, 2010 3 comentarios

Esta publicación originalmente tenía el título de ¿Cuánto has leído este año? pero al ir escribiendo me desvié a un tema más específico e interesante: el efecto que tienen las tareas que encargan los maestros de leer algún texto. Tranquilos, no he tenido un achaque emocional y he cambiado de parecer ante la literatura y cultura. Pronto descubrirán lo que hay detrás de esta exclamación.

He dejado lo que escribí inicialmente porque me pareció una buena introducción a todo esto: El porqué no se lee mucho en México. ¿Hay alguna incongruencia entre el título y esta frase? Pues, tranquilos, traigan una taza de café, té o refresco porque ando un poco inspirado jajaja.

Espero que lo que aquí les presento se les haga interesante.

(Esto es parte de lo que comenzó con mi publicación original:)

¿Cuántos libros has leído? ¿Cuántos artículos? ¿Cuántas revistas? ¿Cuántos periódicos?

Algunos han contestado a la encuesta que puse a la derecha de este blog con la primera respuesta: “Hacer que nuestros hijos lean más”. Pero yo les pregunto ¿ustedes leen más?

Todos, pero sobretodo los niños, aprendemos imitando. Y más que nada imitamos a quien admiramos o quien pensamos que debemos admirar. Cuando se es niño uno admira y sigue el ejemplo de sus padres más que al de otras personas. Por lo tanto, es obvio que si nosotros no leemos, nuestros hijos no leerán.

Pero vamos más allá, no solo los que tienen hijos cargan con esa responsabilidad. Recordando un artículo que escribí hace unas semanas, el poder de influencia que tiene una persona sobre su amigo es grandísimo (claro, dependiendo de lo estrecho de la relación), y abarca hasta las costumbres.

¿Cuántas veces no han escuchado decir a alguien “A mí no me gustaba ese grupo de música pero luego llegó Fulanito, que adoraba ese grupo, y poco a poco me fue gustando”? ¿No han dicho ustedes alguna vez eso? ¿No han hecho a alguien decir eso?

Excusas para no leer puede haber muchas; “no tengo tiempo” y “no tengo dinero para comprar un libro” son las más comunes. Pero, en primera, para solucionar lo del dinero están las bibliotecas públicas o Internet. Segundo, tiempo siempre hay. Siempre encontramos un rato para ver la tele ¿o no? Por más ocupado que esté uno, que por el trabajo, limpiar la casa, cuidar a los niños, etc., no está, literalmente, ocupado las 24 horas del día durante los siete días de la semana. Lo que pasa es que no se está acostumbrado a usar el tiempo libre para una buena lectura.

“Buena lectura”, eso sonó interesante . ¿Por qué buena? ¿Acaso hay lecturas malas? Para mí, hay dos formas en las cuales una lectura puede ser “mala”.

Que no sea un tema interesante. Personalmente, yo haría a un lado un libro sobre economía. Todos tenemos temas que nos aburren a raudales; economía sería uno de los míos.

Que sea obligatorio leer un texto. Este es un punto muy interesante, digno para un “post” entero…o dos. No podemos evitar sentirnos presionados o reacios a leer un libro o un artículo si alguien nos ordena hacerlo. El ejemplo más claro y común: el maestro que nos dice que leamos un libro para luego sacar una reseña o un ensayo sobre él. Y lo peor de todo: ¡es un tema que no nos interesa! ¡Madre mía! Las calamidades se han juntado y nos llevan directito al averno.

Los maestros piensan que esto fomenta la lectura y están haciendo una contribución al país… Aquí quiero hacer una cita a Guillermo Sheridán:

“En México la clase ilustrada es aún más bruta que la clase iletrada”

Esta frase la pueden encontrar aquí (http://www.letraslibres.com/index.php?art=12023).

Ahora, veamos el porqué de esa frase y la declaración que hice hace un momento.

Si un alumno es forzado a leer algo encontra de su voluntad (¡Qué dramático sonó eso!), no se le está incentivando a leer más, y mucho menos si es un tema que no le interesa. Entonces, se está creando el efecto opuesto al que se quiere lograr: que los alumnos se interesen en el tema y de paso en la lectura. Está acabando con las esperanzas de formar ese hábito tan útil. Están cortando las ramas antes de que florezca el árbol.

El reto es que uno tiene que sembrar la curiosidad por el tema sin obligarlos a leer textos sobre él. Si se logra sembrar esa curiosidad, el alumno buscará por sí mismo más información del tema y sin darse cuenta estará leyendo por saber, más que por el simple placer de leer. Lo que lo llevará a disfrutar la lectura, pues la asocia a algo que le gusta: satisfacer su propia curiosidad.

Desgraciadamente en México hay muy pocos maestros(as) que tienen verdaderamente la vocación de serlo y buscan la forma de mejorar, no quedarse con los mismos procedimientos de enseñanza. Pocos retan al programa impuesto por la SEP, que tiene infinidad de fallas, para llevar a cabo su labor: educar. Pocos evalúan objetivamente los resultados de sus clases a lo largo de los meses sin dejarse llevar por la idea del “debería ser así”, viendo lo que realmente es y fue.

Si uno es más inteligente que los ratones de laboratorio, se da cuenta de que obtiene un mismo resultado porque está haciendo lo mismo una y otra vez. Hay que aventurarse a probar algo nuevo.

A veces no podemos atacar a un problema de frente. Como un tigre no puede atacar a su presa llegando de frente a ella, pues ésta lo verá y correrá oportunamente; tiene que llegar sigilosamente por detrás. Dar sermones del porqué leer es bueno (o sobre cualquier tema) nunca sirve, por más que lo hagamos (¡Sean más inteligentes que un ratón de laboratorio!). Hay que darle sentido a la lectura, no darles de sopetón un libro y decir ¡Léelo! Deben dar un porqué para leer. Si llegan de frente queriendo atacar al problema, asustaran a su presa alumno y provocarán que le disguste leer, pues lo asocia a algo obligatorio que no lo deja con más salidas si quiere pasar la materia.

Al juntar las dos maneras de hechar a perder la lectura están alejando a sus alumnos del hábito de leer por placer, por informarse de algo de su interés, por diversión, por curiosidad… Así que piensa ¿realmente estás obteniendo el resultado que deseas? (ah, pero antes pregúntate ¿qué resultado deseas?).

Qué lindo es leer un libro cuando nadie te obliga a leerlo, pasar cada página con la serenidad de saber que no estás corriendo por salvar una calificación, llenar de momentos de suspenso, intriga, risa o sorpresa tus horas de ocio; Sentir curiosidad por el siguiente capítulo de un libro en vez de preocuparse por dónde podemos encontrar una reseña en Internet para entregarla al maestro(a) la siguiente semana, preguntarse si el personaje principal resuelve el misterio y no preguntarse si alguien más encontró el mismo ensayo en Internet y lo entregue antes que nosotros.

Pienso que actualmente muchos maestros están deshaciendo el trabajo que los padres no hicieron al no inculcar a sus hijos a la lectura (¡Válgame! Deshacer un trabajo que ni siquiera está hecho…). No basta con decir que “hay que predicar con el ejemplo”, ¡Hay que hacerlo! Jamás esperen que sus hijos lean si ustedes no lo hacen. Y si no son padres, no esperen ver a un México lector si no invitan a sus amigos a leer (pero no olviden que NO deben dar sermones); coméntenles sobre un libro que les haya gustado, pero no remarquen el hecho de que es un libro sino la historia y lo que no olvidarán de ella.

A los padres: lean con sus hijos. Y el mismo consejo, no remarquen tanto que hay que leer, remarquen lo divertido que pueden ser las historias o saciar una curiosidad.

Por eso digo ¡Maestros, no obliguen a sus alumnos a leer un libro!

A %d blogueros les gusta esto: